Pagar las primeras cuentas

Hoy la Iglesia celebra la memoria del nombre de Jesús. Pero yo, como párroco, además de esta celebración hice honor a las deudas: salí a pagar las “cosas” del mes.

Comencé la rotetion por el Arzobispado: cargas sociales, aportes a fondos comunes, entrega del 100×1… Todo con el confort de la amable atención de César. Luego hice unas cuadras y fui a la municipalidad a pagar obras sanitarias. Agradecido de que no hiciera el calor de ayer…

Con el auto fui al Banco a hacer los aportes. Cuando estaba llegando, me asusté porque había afuera una cola de más de 50 metros. Menos mal que era para los cajeros automáticos. Yo tenía que hacer cola en las cajas… con aire acondicionado. No tardé más de media hora en salir luego de pagar dos boletas de Ater.

La parada final fue en el Pago Fácil que está en un Supermercado. Una cola normal… pero no avanzaba. Resulta que el escáner de mano se le había roto y se lo tuvieron que cambiar. Allí pagué los servicios de teléfono y similares. Las chicas que atienden siempre me esperan: ¡voy con cambio! Yo contento que me lo reciben… ellas contentas porque se lo llevo… todos contentos. Normalmente me lo reciben y lo cuentan luego. Menos mal, porque hoy pagué más de ocho mil pesos en billetes de 5 y de 10… si los contaban los que me seguían me hacían un piquete :-D

Parroquia en modo vacaciones

En la parroquia ya estamos en modo vacaciones. Casi sin actividades. Mañana voy de campamento con los jóvenes de la Acción Católica. Ellos se quedan en carpa hasta el domingo. Yo… estoy viejito… voy y vengo a casa a dormir en camita.

Esta foto de una iguana la tomé en un campamento que hicimos en el mismo lugar hace dos años. ¡la volveré a encontrar?

iguana campamentil

Si está, le saco otra foto y la comparto.