No caretear la existencia cristiana

A veces vamos por el mundo con la careta de la bondad puesta. Con la careta de ir siempre al culto de los domingos y ser solidariamente generoso con las obras comunitarias de caridad.

Pero es solamente un careta para que la vean los demás… porque en la intimidad de nuestra conciencia libre somos de otra manera.

Rezamos en público pero no tenemos oración personal diaria… Somos solidarios con los desconocidos pero maltratamos a los que nos rodean.

Alabamos a Dios con nuestros labios pero destrozamos al hermano con nuestros chismes y juicios temerarios.

Hoy este salmo nos invita a reencontrarnos, en la intimidad de nuestro corazón, con la Palabra de Dios. A meditarla y, sobre todo, a cumplirla cada día. ¿Te animás?

«Al que va por el buen camino, le haré gustar la salvación de Dios.» (Salmo 49,23)

“¡Hijo mío, Absalón! ¡Ah, si hubiera muerto yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío!”

Una reflexión del texto: Salmo 49,23

Si quieres recibir directamente el video en tu Whatsapp cada día, hacé click en este enlace: https://goo.gl/Qf2usv   ¡ES GRATIS!!!

Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos añadas a los contactos en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.

✅  Suscribite a mi canal de Youtube: 👉 https://bit.ly/2DBihvo