Poderoso es el brazo de Dios

Vivir en profundidad la fe no sale gratis. La verdad incomoda a quién prefiere mentiras y engaños. La bondad descoloca a quien con sus maldades alimenta sus intereses. La inocencia y pureza de intenciones irrita al que tiene el corazón torcido por sus pasiones.

Y el mal se desata… con pequeñas actitudes de desprecio o con  persecuciones que buscan arruinar la vida.

Frente a esto el católico actúa como creyente. Es poderosa la maldad desatada contra el inocente. Pero más poderoso es el brazo de Dios que protege.

Hasta el último pelo de nuestra cabellera está contabilizado por Dios Padre. En el confiamos y no reculamos en nuestro deseo de ser buenos… de ser santos. ¿Te animás?

«Yo pongo mi vida en tus manos: tú me rescatarás, Señor, Dios fiel.» (Salmo 30,6)

Una reflexión del texto: Salmo 30,6

Si quieres recibir directamente el video en tu Whatsapp cada día, hacé click en este enlace: https://goo.gl/Qf2usv   ¡ES GRATIS!!!

Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos añadas a los contactos en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.

✅  Suscribite a mi canal de Youtube: 👉 https://bit.ly/2DBihvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *