El que siembra maldad cosecha sus frutos

Una acción profética que indica la intención divina de que el reino de Israel se divida en dos. Todo tiene como origen la infidelidad de Salomón a Dios.

Este rey sabio terminó sus días abrazando la idolatría pagana, construyendo templos a los ídolos de sus mujeres y ofreciéndoles sacrificios.

Esto trae como consecuencia, luego de su muerte, la división del reino.

Nuestro Dios es el Señor de la historia. Permite que el corazón se endurezca y libremente elijamos el mal y le demos la espalda. Pero esto nos trae consecuencias. A nosotros y a los que nos rodean.

Dios no quiere el mal para su pueblo. Pero es un Dios justo que sabe dar a cada uno lo que le corresponde. Si sembramos división y maldad… eso será lo que cosecharemos. La justicia de Dios permitirá que recojamos esos frutos.

La tentación y la maldad están a la puerta de nuestra libertad. Dios quiere que seas feliz y elijas el bien. Y vos… ¿te animás?

“El profeta Ajías tomó el manto que llevaba encima y lo desgarró en doce pedazos.”

Una reflexión del texto: 1° Reyes 11,30

Si quieres recibir directamente el video en tu Whatsapp cada día, hacé click en este enlace: https://goo.gl/Qf2usv   ¡ES GRATIS!!!

Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos añadas a los contactos en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.

✅  Suscribite a mi canal de Youtube: 👉 https://bit.ly/2DBihvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *