Vivir y morir para el Señor

Vivir y morir para el Señor. Por el bautismo tenemos Vida de Dios en nosotros que nos mueve a amar. Llamados a una nueva dimensión: la del Amor Eterno. “Ninguno de nosotros vive para sí, ni tampoco muere para sí.”

Romanos (14,7-12)

Ninguno de nosotros vive para sí, ni tampoco muere para sí.
Si vivimos, vivimos para el Señor, y si morimos, morimos para el Señor: tanto en la vida como en la muerte, pertenecemos al Señor.
Porque Cristo murió y volvió a la vida para ser Señor de los vivos y de los muertos.

Entonces, ¿Con qué derecho juzgas a tu hermano? ¿Por qué lo desprecias?
Todos, en efecto, tendremos que comparecer ante el tribunal de Dios, porque está escrito: Juro que toda rodilla se doblará ante mí y toda lengua dará gloria a Dios, dice el Señor.
Por lo tanto, cada uno de nosotros tendrá que rendir cuenta de sí mismo a Dios.

Te ofrecemos un curso sobre el significado cristiano del domingo. Son varias charlas en video y material para trabajarlo personalmente.

Una reflexión del Evangelio del día de hoy: Vivir y morir para el Señor

Si quieres recibir directamente el video sobre el Evangelio del día en tu Whatsapp cada día, hacé click en este enlace: https://goo.gl/Qf2usv ¡ES GRATIS!!!

Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos añadas a los contactos en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.