Discípulo confiado en Yahveh

Discípulo confiado en Yahveh. El discípulo de Yahveh: se abrió todo a Dios y confió siempre en Él. Jesús, como creatura, aprendía del Padre y ponía toda su vida en sus manos. “Sí, el Señor viene en mi ayuda: ¿quién me va a condenar?”

Isaías (50,4-9)

El mismo Señor me ha dado una lengua de discípulo, para que yo sepa reconfortar al fatigado con una palabra de aliento.
Cada mañana, él despierta mi oído para que yo escuche como un discípulo.
El Señor abrió mi oído y yo no me resistí ni me volví atrás.
Ofrecí mi espalda a los que me golpeaban y mis mejillas, a los que me arrancaban la barba; no retiré mi rostro cuando me ultrajaban y escupían.

Pero el Señor viene en mi ayuda: por eso, no quedé confundido; por eso, endurecí mi rostro como el pedernal, y sé muy bien que no seré defraudado.
Está cerca el que me hace justicia: ¿quién me va a procesar? ¡Comparezcamos todos juntos! ¿Quién será mi adversario en el juicio? ¡Que se acerque hasta mí!
Sí, el Señor viene en mi ayuda: ¿quién me va a condenar?

Te ofrecemos un curso ¡GRATIS! sobre el Padrenuestro. Son varias charlas en video y material para trabajarlo personalmente.

Una reflexión del Evangelio del día de hoy: Discípulo confiado en Yahveh

Si quieres recibir directamente el video sobre el Evangelio del día en tu Whatsapp cada día, hacé click en este enlace: https://goo.gl/Qf2usv ¡ES GRATIS!!!

Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos añadas a los contactos en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *