Tener convicciones firmes

Tener convicciones firmes. Una cuestión central: las convicciones y la tentación de aflojar. Cuando hacemos el mal, volver a la fuente buena: convencidos del buen obrar. “Sé firme en tus convicciones y que tu palabra sea una sola.”

Eclesiástico (5,1-10)

No te fíes de tus riquezas ni digas: «Con esto me basta».
No dejes que tu deseo y tu fuerza te lleven a obrar según tus caprichos.
No digas: «¿Quién podrá dominarme?», porque el Señor da a cada uno su merecido.
No digas: «Pequé, ¿y qué me sucedió?, porque el Señor es paciente.
No estés tan seguro del perdón, mientras cometes un pecado tras otro.

No digas: «Su compasión es grande; él perdonará la multitud de mis pecados», porque en él está la misericordia, pero también la ira, y su indignación recae sobre los pecadores.
No tardes en volver al Señor, dejando pasar un día tras otro, porque la ira del Señor irrumpirá súbitamente y perecerás en el momento del castigo.
No te fíes de las riquezas adquiridas injustamente: de nada te servirán en el día de la desgracia.
No te dejes llevar por todos los vientos ni vayas por cualquier camino: así obra el pecador que habla con doblez.
Sé firme en tus convicciones y que tu palabra sea una sola.

Una reflexión del Evangelio del día de hoy: Tener convicciones firmes

Si quieres recibir directamente el video sobre el Evangelio del día en tu Whatsapp cada día, hacé click en este enlace: https://goo.gl/Qf2usv ¡ES GRATIS!!!

Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos añadas a los contactos en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.