Recomenzamos la vida del blog

Lo tengo bastante abandonado. La aparición de Catolicus significaron dos cosas.

Por un lado, el comenzar a atender ese sitio implicó que los estuerzos (y tiempo libre) se derivaran casi con exclusividad hacia ese ámbito.

Luego, con el correr de los meses, también mudé el contenido antiguo de este blog a su nueva casa. Y, con ello… dejé de atender este sitio.

Pero el fin de año me trajo la nostalgia. Las ganas de volver a usar de este sitio como un espacio para compartir mis sentires, las cosas que me gustan, fotos, citas de libros… es decir: ¡volver a bloguear!!!

Recomenzando…

monaguilloY aquí estamos. Escribiendo esta primera entrada del 2018. Sin más pretensión que la de abrir la senda a machetazos… volver a hacer camino… compartir con los pocos lectores que quedan por ahí dando vueltas.

La imagen que puse… me causó mucha simpatía. Es de la capilla de España dónde estuve haciendo Convivencias con Pedro. No es para pedir dinero… ¡no! :-D

Me pareció simpática la del monaguillo que estaba a la puerta de entrada pidiéndo la colaboración de los fieles (creo que ellos le dicen el «cepillo»… si hay algún español que me lo corrija, agradecido).

Está mirando con unos ojos llenos de incertidumbre… como yo que no se en que quedará este blog de aquí en más.

En fin… un primer paso que hemos dado. Espero que sea diario.

Bendiciones para ustedes. Bendiganmé también a mí.

 

1 comentario en “Recomenzamos la vida del blog”

  1. Bienvenido, cuando tenga un tiempo escriba »alguito» aquí!!! Cada tanto solía »pispear» este sitio, pero fue abandonado…ya está VOLVIÓ!! Dios me lo bendiga Padre!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *