No vivamos en la oscuridad

No vivamos en la oscuridad. Jesús nos invita a vivir en la luz: transparencia de Dios. Tapamos la luz divina cuando algunos aspectos de nuestra vida quedan en la oscuridad.

El Evangelio de Hoy según Lucas (8,16-18)

Jesús dijo a la gente:
«No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz.
Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado.
Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener».
 

Una meditación en video sobre no vivamos en la oscuridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *