Dios no te pide cosas sólo el oído

Dios no te pide cosas, sólo el oído. La actitud de todo creyente: escuchar la Palabra. Una escucha atenta: leer a Dios en lo cotidiano.

El Evangelio de Hoy según Lucas (19,45-48)

Jesús al entrar al Templo, se puso a echar a los vendedores, diciéndoles:
«Está escrito: Mi casa será una casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones».
Y diariamente enseñaba en el Templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los más importantes del pueblo, buscaban la forma de matarlo.
Pero no sabían cómo hacerlo, porque todo el pueblo lo escuchaba y estaba pendiente de sus palabras.

Una meditación en video sobre Dios no te pide cosas, sólo el oído

Si quieres recibir directamente este video en tu Whatsapp cada día, hacé click aquí: https://goo.gl/Qf2usv
Es muy importante que, una vez que recibas nuestro mensaje de bienvenida, nos agendes en tu celular (smartphone). Con este sencillo primer paso vas a poder recibir contenido.